Threelogy | 8 términos que debes dominar antes de sacar el crédito para tu casa
Tramitar un crédito de vivienda puede ser la respuesta a cómo comprar casa nueva, sin embargo, en el camino hay muchos términos que pueden ser algo confusos, por eso te dejamos una lista con algunos de los más importantes.
crédito, hipoteca, vivienda, casa, Costo Anual Total, Tasa de interés, Infonavit, Subcuenta de vivienda, Fovissste, crédito hipotecario, hipoteca,
16131
post-template-default,single,single-post,postid-16131,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

8 términos que debes dominar antes de sacar el crédito para tu casa

8 términos que debes dominar antes de sacar el crédito para tu casa

Tramitar un crédito de vivienda puede ser la respuesta a cómo comprar casa nueva, sin embargo, en el camino hay muchos términos que pueden ser algo confusos, por eso te dejamos una lista con algunos de los más importantes.

1. CAT (Costo Anual Total)

Es un indicador del costo total del financiamiento del crédito, se expresa en porcentaje anual e incorpora la totalidad de los costos y gastos inherentes al crédito. Sirve para comparar qué tan costoso es un crédito a largo plazo pues incluye tasas de interés, cuota anual, comisión por apertura, primas de seguros, entre otros gastos.

Todos los bancos e instituciones financieras calculan el CAT con la misma fórmula, lo que lo hace un indicador confiable para comparar y encontrar la mejor opción. La regla de oro es “entre más bajo es el CAT, menos costoso es el crédito”.

2. Tasa de interés

Es un porcentaje del monto total del crédito que debe devolverse a la institución que lo otorga, es decir, es el precio que tiene el dinero, o bien, un pago por recibir el préstamo. Ésta puede ser fija o variable, dependiendo de la institución con la que realices el trámite.

3. Crédito hipotecario

Préstamo destinado a la compra o remodelación de alguna construcción, normalmente vivienda. Su característica principal es que la propiedad quedará en garantía (hipotecada) a favor del banco o institución para asegurar el pago del préstamo, este tipo de créditos suelen ser a mediano o largo plazo por las cantidades que se manejan.

¿Cómo funciona un crédito hipotecario? Cada entidad financiera maneja diferentes opciones, pero sí podemos hablar de algunas características en común, por ejemplo que hay que cumplir una serie de requisitos y en función de ellos se decide si se aprueba o no el crédito, así como su monto.

4. Crédito Infonavit

Si cotizas en el Infonavit tienes derecho a solicitar un crédito una vez que hayas acumulado 116 puntos en tu Subcuenta de Vivienda, puede tener diferentes finalidades; comprar casa nueva o usada, construir, reparar, ampliar o mejorar tu casa.

Para saber las condiciones de tu crédito debes realizar una precalificación donde se toma en cuenta tu edad, salario, puntaje y tiempo que llevas cotizando. Algo importante es que este crédito de vivienda aplica para todos los niveles salariales y tiene una tasa anual fija del 12%.

5. Subcuenta de vivienda

Es el dinero que tienes acumulado a lo largo de tu vida laboral, se compone de las aportaciones bimestrales que hace tu patrón y corresponde al 5% de tu salario mensual integrado (suma de tu salario neto más prestaciones como aguinaldo y prima vacacional). Por ejemplo, si cotizas con un salario mensual de $12,000, el 5% de esta cantidad son $600, así cada bimestre se deberían abonar $1,200 a tu Subcuenta.

Al solicitar un crédito Infonavit, automáticamente se hace uso de este ahorro, también lo puedes sumar si solicitas un crédito hipotecario bancario que esté afiliado con la institución. En caso de que decidas no hacer uso de él para vivienda, puedes solicitar el ahorro para tu retiro.

6. Crédito Fovissste

El Fovissste es una institución encargada de otorgar créditos para vivienda a los trabajadores al servicio del Estado. Ofrece diferente modalidades pues buscan cubrir diversas necesidades, aunque el tipo más común es el crédito tradicional, al cual se accede mediante un sorteo entre los trabajadores activos y con base en alguna instancia de gobierno.

7. Crédito hipotecario conyugal

Este se otorga a parejas que tengan como objetivo común comprar una vivienda para compartir, para muchos es el mejor crédito hipotecario porque da la posibilidad de unir los créditos de ambos y aumentar el monto total del préstamo para comprar una mejor casa, o bien, pagar mensualidades más bajas o disminuir el plazo total.

 

8. UMA (Unidad de Medida y Actualización)

Un crédito Infonavit puede otorgarse en pesos o en UMA’s, este concepto se creó para sustituir VSM (Veces Salario Mínimo) y se usa como referente para calcular el pago de contratos de vivienda, recargos, multas, prestaciones, etc. Su valor se actualiza anualmente conforme a la inflación, es por esta razón que muchos recomiendan adquirir créditos en pesos para mantener la deuda fija.

 

 

*Fuente: Promotora Residencial

No Comments

Post A Comment